Palomas

Pececillo de plata

.

Las palomas son aves fuertemente adaptadas al hombre y al medio urbano y buscan activamente y, si se les permite, acceden y nidifican sobre o en el interior de los inmuebles e instalaciones de uso humano. Aunque existen muchas especies de paloma, aquí haremos referencia a la que convive más habitualmente con el ser humano: la paloma bravía (Columba livia)

 

Morfología

 

Es un ave de 30-40 centímetros de longitud y con un peso comprendido entre los 400 y 500 gramos. Aunque hay muchas variedades en sus tonos, habitualmente tienen la cabeza y el cuello de color gris. Tienen zonas verdes iridiscentes en el lateral del cuello. Las alas contienen dos bandas negras muy características. El pico es oscuro y los ojos tienen un tono rojizo. La envergadura de alas suele estar entre los 60 y los 70 centímetros.

La diferenciación de sexos es compleja, siendo solo posible observando los movimientos de cortejo del macho hacia la hembra en los periodos de apareamiento. 

 

Biología

 

Aunque su alimentación suele ser granívora (trigo, sorgo, arroz, mijo…) ha evolucionado al omnivorismo debido a su presencia en gran parte de las ciudades de Europa. Muchos ciudadanos las alimentan debido a la connotación sentimental que producen estas aves.

Se suelen reproducir en edificios en ruinas o deshabitados y, al contrario que otras aves, la presencia del ser humano no le es incómoda. Realizan 2-3 puestas al año en las que ponen 2 huevos. Las parejas suelen ser estables durante toda la vida.

 

Comportamiento

 

Las palomas son uno de los animales que más se ha adaptado a la vida en las ciudades. En ellas encuentran todo el alimento que necesitan. De hecho son muchos los ciudadanos que alimentan a las palomas de modo intencionado.

Su nidificación en construcciones humanas les proporciona una mayor protección contra el clima y los depredadores. Esta cercanía a los seres humanos deriva en un impacto en la salud pública importante.

Depositan indiscriminadamente sus excrementos sobre las aceras, personas, edificios, coches, estatuas, monumentos, etc. Además, la presencia de excrementos puede provocar repelencia por su aspecto y olor, es posible que cause problemas de corrosión sobre estructuras de metal o piedra. Los excrementos de estos animales cuentan con componentes químicos muy corrosivos, que pueden ocasionar numerosos desperfectos y daños materiales considerables.

 

Enfermedades más relevantes transmitidas por las palomas 

 

Histoplasmosis:

Es una enfermedad respiratoria en los humanos causada por la inhalación de esporas del hongo Histoplasma capsulatum. Los pájaros no portan directamente estas esporas, pero sus excrementos promueven la proliferación del hongo. Sus esporas no germinan fácilmente sobre los excrementos de las aves, debido a que encuentran un medio excesivamente ácido, sin embargo, el peligro aumenta en las proximidades de edificios o almacenes abandonados, donde los excrementos han fermentado y perdido parte de su acidez inicial. 

Sus síntomas: dolor torácico, escalofrío, tos, fiebre, dolor y rigidez articular, salpullido (generalmente pequeñas úlceras en la parte inferior de las piernas) y dificultad para respirar.

Ornithosis (psitacosis):

Es una enfermedad causada por la bacteria Chlamydophila psittaci, que produce unos síntomas semejantes a los de una neumonía: fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolor torácico, etc. En contadas ocasiones esta enfermedad se manifiesta de forma virulenta, pasando inadvertida en muchos casos o bien siendo objeto de un diagnóstico incorrecto.

Salmonelosis:

El agente causante de esta enfermedad es una bacteria (Salmonella typhurium), que contamina frecuentemente los alimentos. Esta bacteria ha sido encontrada tanto en palomas como en gorriones y estorninos. Estas aves frecuentan lugares que son focos potenciales de proliferación de la bacteria, como basuras urbanas con restos de comida y desperdicios o comederos de animales al aire libre. De esta forma, la bacteria puede diseminarse a través de las heces del animal o bien a través de sus patas. Cuando estas se posan o pasean por encima de mesas de restaurantes o zonas al aire libre donde los humanos suelen alimentarse, es posible una contaminación.

Síntomas: náuseas y vómitos, dolor abdominal, diarrea, dolor de cabeza, dolores musculares, sangre en las heces, etc.

 

Otras aves que pueden ser consideradas plagas 

 

Tórtola Turca  (Streptopelia decaocto)

Esta especie no tiene preferencia por hábitat urbanos y normalmente no anida en las edificaciones sino en parques y jardines urbanos.

Cotorra Argentina (Myiopsitta monachus)

A diferencia de las anteriores, se trata de un ave exótica introducida. Se ha adaptado muy bien a nuestro clima y se está expandiendo por todos nuestros parques debido a que es una especie muy agresiva para otras especies autóctonas que son desplazadas por ellas. Sus nidos comunitarios pueden alcanzar grandes volúmenes y generar riesgos de caídas y/o daños al árbol.

Gaviota Reidora (Chroicocephalus ridibundus)

Especie que utiliza de forma frecuente puntos de alimentación artificial como por ejemplo los vertederos. No se considera plaga, aunque en estos lugares puede ser necesario controlar la población. A diferencia de otras especies de gaviotas, la gaviota reidora no nidifica en edificaciones ni muestra un comportamiento agresivo.

Gorrión Común (Passer domesticus)

Especie totalmente asociada a la presencia humana, lo que la hace habitual en todas las ciudades del mundo. No es considerada una especie problemática en las ciudades a excepción de su posible entrada en instalaciones dedicadas a almacenamiento y/o procesado de alimentos.

Control de palomas en Zaragoza

En Aerosol vendemos e instalamos elementos disuasorios contra palomas y otras aves. Redes y pinchos para evitar su nidificación en nuestras viviendas y comunidades. También realizamos limpieza y descontaminación de palomares. Solicita ya mismo información gratis.

Abrir chat
1
Hola,
¿Podemos ayudarte en algo?
Powered by