976 272 555

Tratamiento de aguas

Las industrias, instalaciones de hotelería, balnearios, spas, ayuntamientos, comunidades de vecinos, todos ellos pueden tener instalaciones cuyas aguas deben ser controladas de forma continua.

Los principales controles que se realizan en las instalaciones de agua son los siguientes:

  • Control de legionella
  • Control de aguas potables
  • Control de aguas de piscinas
  • Control de aguas residuales

Aerosol, en cualquier tipo de control de aguas que sea requerido nuestros cliente, diferenciará su trabajo en tres fases principales: una primera, realizando un diagnóstico de situación, realizando una revisión exhaustiva de la instalación,  una segunda, elaborando un óptimo programa de actuación mediante el protocolo de autocontrol y las revisiones obligatorias que indique la ley, y una tercera fase basada en una evaluación continua del buen funcionamiento de la instalación mediante analíticas continuas y auditorías generales periódicas.

Control de aguas

Tratamiento de aguas en Aragón, Navarra, Soria y La Rioja

 

La importancia del control de aguas

Si su instalación dispone de algún sistema de riesgo de legionella, piscina con y sin hidromasaje, jacuzzi, depuradora de aguas residuales o es usted también gestor de propia de agua de consumo humano, debe verificar de forma periódica el buen funcionamiento del control del agua. Así lo indican las diferentes legislaciones relacionadas:

  • Real Decreto 865/2003 (PDF) de 4 de Julio, por el que se establecen los criterios higiénico sanitarios para la prevención y control de la legionelosis
  • Real Decreto 742/2013 (PDF) de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnicos sanitarios de las piscinas
  • Real Decreto 140/2003 (PDF) de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios del agua de consumo humano
  • Real Decreto 1/2001 (PDF) de 20 de julio, ley de aguas , Reglamento de Dominio Público Hidráulico (Real Decreto 849/86 de 11 de abril) y Autorización de Vertido particular propuesta por el Organismo de Cuenca

Control de legionella

La legionella es una bacteria que se ha adaptado perfectamente en el agua para su desarrollo, ayudándose de microorganismos más grandes, como amebas, cuando se siente amenazada. Esta bacteria puede generar enfermedades respiratorias graves cuando el agua es aerosolizada en microgotas y generar brotes importantes de enfermos de legionelosis.  Básicamente, para evitar este problema, surgió el Real Decreto 865/2003 de 4 de julio, sobre prevención y control de la legionelosis. Dicha legislación regula aquellas instalaciones que pueden generar niveles importantes de aerosolización conteniendo la bacteria:

 

  • Agua fría de consumo humano
  • Agua caliente sanitaria con y sin circuito de retorno
  • Piscinas con hidromasaje
  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Fuentes ornamentales
  • Sistemas contra incendios
  • Sistemas de riego por aspersión
  • Enfriadores evaporativos
  • Otras instalaciones que generen aerosolización

¿Qué aportará Aerosol a su instalación de riesgo de legionella?

Desde Aerosol le ayudaremos a que su instalación esté controlada en todo momento, recomendándole en el diagnóstico de situación las medidas óptimas para el control del agua de aporte ya que la legionella proviene de la entrada del agua a la instalación.

A la hora de realizar las limpiezas y desinfecciones de sus instalaciones, en el programa de actuación, Aerosol utilizará la mayoría de las veces peróxido de hidrógeno como desinfectante por sus numerosas ventajas: gran estabilidad frente al pH y a temperaturas de hasta 80 ºC y eliminación más efectiva del biofilm incrustado.

Además Aerosol podrá evaluar o auditar de forma periódica los controles que lleven a cabo los titulares de los equipos de riesgo, recomendando medidas preventivas y correctoras que eviten cualquier problema generado por la bacteria . Incluso estaremos a su disposición cuando se realice la inspección periódica de su instalación de riesgo por parte de la autoridad sanitaria.

Aerosol también podrá dar a disposición del cliente una pequeña formación complementaria a su titulación para llevar el control de su instalación de forma óptima.

Control de agua potable

El agua potable, según lo que indica el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se regulan los criterios técnicos y sanitarios que se deben cumplir, debe ser en todo momento apta para consumo humano. Para su control, se deben realizar una serie de revisiones periódicas de sus instalaciones, siendo verificadas mediante analíticas de control en grifo, control en depósito y control completo. Un deficiente control de la misma puede dar lugar a enfermedades gastrointestinales y una sanción económica más el cierra de la misma por un período determinado.

¿Qué aportará Aerosol a su instalación de agua potable?

En Aerosol , en su diagnóstico de situación, aportará su amplia experiencia en este tipo de instalaciones para poder asesorarle de cómo poner en marcha una instalación de agua potable desde su captación, con sus equipos de control correspondientes, según lo que indica Real Decreto 927/1988 de 29 de julio por el que se aprueba el Reglamento de la Administración Pública del Agua y de la Administración Hidrológica, hasta su distribución al consumidor, y también cómo controlarlas de forma más efectiva con sus controles periódicos, limpiezas de instalaciones y analíticas de potabilidad.

Una vez puesta en marcha la instalación, desde Aerosol podremos diseñar programa de actuación elaborando su protocolo de autocontrol, realizando la limpieza y desinfección que obliga la legislación una vez al año y verificando su buen funcionamiento mediante analíticas de control en grifo, control en depósito y control completo, según lo que indica el Real Decreto.

Además Aerosol podrá dar una formación in situ a su equipo de mantenimiento complementaria a su experiencia de cómo llevar un control de su agua potable de forma más efectiva. Además, podremos calibrar sus equipos de tratamiento de aguas para obtener valores de medición más exactos.

También, Aerosol, una vez al año o de forma periódica, realizará una auditoría de control de sus instalaciones, evaluando el buen funcionamiento y recomendando las medidas preventivas y correctoras pertinentes.

Control de piscinas

Las piscinas deben cumplir en todo momento todo lo que marca el Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de piscinas. Además, las piscinas con sistemas de hidromasaje también deberán regirse por el Real Decreto 865/2003 de 4 de Julio, sobre la prevención y control de la legionelosis.

Un deficiente control del agua de las piscinas puede producir desde enfermedades graves como la legionelosis (cuando generan aerosolización mediante chorros de agua y burbujas de aire) u otras enfermedades grastointestinales derivadas de la presencia de Escherichia coli o Pseudomonas Aeruginosa, bacterias patógenas para nuestro organismo.

Dicha legislación deberá ser aplicada en todas las piscinas, las cuales se pueden clasificar en:

  • Piscinas de uso público, que a su vez pueden ser:
    • De tipo 1: piscinas donde el uso del agua es la principal función, como balnearios
    • De tipo 2: piscinas en las que el uso del agua es secundario, como hoteles
  • Y Piscinas de uso privado, que a su vez se distinguen en:
    • De tipo 3A: piscinas en comunidades de vecinos u hoteles rurales
    • De tipo 3B: piscinas de casas unifamiliares

¿Qué aportará Aerosol a su instalación de piscina?

Desde Aerosol, con una experiencia de más de doce años en este tipo de instalaciones, les ayudaremos a llevar un control exhaustivo de su piscina mediante un buen diagnóstico de situación. Aerosol podrá realizar desde la limpieza y desinfección de su piscina como el mantenimiento periódico de la misma, en su programa de actuación.

En Aerosol elaboraremos su libro de autocontrol de piscinas según lo que indica la legislación y les impartiremos una formación interna de cómo mantener unas condiciones óptimas en el agua de su piscina.

Para verificar el estado higiénico sanitario de la misma, desde Aerosol realizaremos las analíticas físico químicas y microbiológicas mensuales obligatorias (incluyendo los análisis de legionella en aquellas piscinas climatizadas y con aerosolización).

Para verificar el estado mecánico, Aerosol podrá calibrar sus equipos de tratamiento de agua para que los parámetros de control se ajusten a sus valores reales.

Además, Aerosol, una vez al año o en función de la periodicidad que desee el cliente, podrá auditar o evaluar sus instalaciones para que se apliquen inmediatamente las medidas preventivas y correctivas que sean necesarias. Incluso si el cliente lo requiere, introduciremos los controles de piscinas generales en la página web del ministerio SILOE.

 

Control de aguas residuales

El vertido de las aguas residuales de su estación depuradora se rige por lo que indica el Real Decreto 1/2001 de 20 de julio (Ley de aguas), el Reglamento de Dominio Público Hidráulico  (Real Decreto 849/86 de 11 de abril) y las autorizaciones de vertido propuestas por el Organismo de Cuenca.

Esta legislación fijará unos límites de vertido que no deberán sobrepasarse. En caso de que se superen los máximos establecidos, podrían producir una contaminación secundaria del medio receptor, junto con una importante sanción económica por ser un vertido no autorizado.

¿Qué aportará Aerosol a su instalación depuradora de aguas residuales?

Desde Aerosol, junto con nuestro laboratorio colaborador, autorizado por la Confederación Hidrográfica correspondiente, realizaremos una analítica del vertido de sus aguas residuales para poder elaborar un diagnóstico de situación inicial.

En la fase del programa de actuación, Aerosol también podrá diseñar los controles diarios que deberá controlar el titular además tomar muestras para analíticas de control que se indiquen en la autorización de vertido correspondiente.

En la fase de evaluación, de forma trimestral Aerosol podrá también elaborar la declaración trimestral de vertido que deberá ser enviada a Organismo de Cuenca correspondiente para su revisión. Además, si la autorización de vertido lo requiere, también podremos diseñar la declaración anual de vertido de la instalación.

Finalmente,  una vez al año, si es necesario, auditaremos sus instalaciones depuradoras de aguas residuales, indicando las medidas preventivas y correctivas que sean necesarias.

 

Consúltenos sin compromiso

Estamos encantados de recibir sus preguntas y solicitudes. No dude en consultarnos cualquier problema que tenga.